Una de las formas más famosas de estafa es el esquema piramidal, también conocido como el «esquema Ponzi«. Se trata de un plan financiero fraudulento, que tomó prestado su nombre de Carlo Ponzi, un gran estafador de origen italiano que emigró a los Estados Unidos a principios de 1900.

¿Por qué se llama esquema Ponzi a la estafa piramidal?

Ponzi se hizo famoso al establecer a gran escala este tipo de estafa en la década de 1920 Boston (EE. UU.) donde cobró miles de víctimas. ¿Cómo lo hizo? Carlo Ponzi invitó a la gente a invertir en su negocio, dijo que era lucrativo. A cambio, prometió a los inversores devolverles el doble de su inversión después de solo tres meses.

Todos esperaban duplicar su inversión después de solo tres meses. El problema es que Carlo Ponzi, no tenía una fuente de ingresos para reembolsar a los inversores el doble de su inversión. ¿Dónde iba a encontrar el dinero para devolverles el dinero, especialmente porque su negocio de sellos postales era puramente ficticio y lo único que quería era llenarse los bolsillos con dinero de otras personas?

Charles Ponzi se contentó con pagar a los primeros inversores con el dinero aportado por los últimos inversores.

¿Cómo funciona el esquema Ponzi?

El sistema en sí es muy simple, si no básico, y la imagen de la pirámide es perfecta para comprenderlo.

El promotor o iniciador es la parte superior de la pirámide. Pide a sus «inversores» que pongan su dinero en su proyecto o en su empresa, prometiéndoles un rendimiento garantizado muy alto, ¡y muy rápido!

Charles Ponzi, un gran estafador de origen italiano que emigró a los Estados Unidos a principios de 1900.

Luego pide a cada persona ya convencida que hable de la inversión con otras personas para convencerlas de que inviertan a su vez. Los sucesivos grupos de inversores representan la pirámide, cada vez más ancha hacia abajo.

De hecho, no se realiza ninguna inversión generadora de ingresos: para crear y mantener la ilusión de rentabilidad, es el dinero de los últimos participantes el que se redistribuye a los anteriores, una vez que el promotor ha tomado su parte.

Como puedes ver, la única y real actividad del sistema piramidal es buscar constantemente nuevos «inversores» para redistribuir su dinero a los anteriores.

¿Dónde sale mal esta estafa?, cuando varios inversores deciden recuperar su anticipo, o cuando no hay suficientes nuevos inversores para inyectar fondos al sistema: la pirámide se debilita y colapsa, provocando que los inversores pierdan todos sus depósitos, ¡pero especialmente los últimos entrantes que no habrán tenido tiempo de tocar sus «intereses»! 

Mientras tanto, el iniciador se habrá enriquecido de forma espectacular, así como los primeros inversores.

pide a cada persona ya convencida que hable de la inversión con otras personas para convencerlas de que inviertan a su vez.

¿Cómo reconocer un esquema Ponzi?

Desafortunadamente, hoy en día muchas personas son estafadas a través de las inversiones piramidales. Para reconocer rápidamente un esquema de Ponzi y evitar caer en la trampa, aquí hay 4 señales que casi nunca están equivocadas:

  1. Tasas de retorno muy altas, con promesas de pago garantizadas: 

Confía aquí en tus instintos. Cuando se trata de invertir, como en muchas otras decisiones importantes, cuando es demasiado bueno para ser verdad, ¡probablemente no lo sea! 

Rendimientos demasiado altos deberían hacer sospechar, al menos sobre la veracidad de la inversión, en el peor de los casos sobre su legitimidad. Si alguien te promete duplicar su inversión en unos pocos meses, entonces pregúntate por qué haría esto por ti. ¿Por qué necesita tu dinero?

  1. Una inversión presentada sin ningún riesgo

Ninguna inversión está libre de riesgos. Y la tasa de retorno es siempre proporcional al riesgo involucrado, es una regla básica. Esta promesa de garantía, junto con el punto anterior, son señales que deberían ser suficientes para asustar a cualquier inversor.

¡La única garantía aquí es que tu interlocutor está tratando de engañarte! A menudo, para convencerte, te hablarán de un modelo de negocio que es secreto y muy poco conocido por el gran público, y te animarán a actuar con mucha rapidez para no perder esta oportunidad que se te ofrece. ¡Di NO ante tanta presión y misterio!

  1. La obligación de pagar una tasa de entrada al “sistema”

Además de la obligación de convencer a nuevos “inversores” para que se unan a ti, que también deben pagar las mismas cantidades, y luego reclutar también a otros “inversores”. Esta es una de las principales características de los sistemas piramidales que no se equivoca.

Cada miembro se convierte en una fuerza impulsora detrás del sistema, no solo al poner su dinero en él, sino también al convencer a otros de que hagan lo mismo. Sin él, el sistema no puede existir. 

  1. Un modelo de negocio complejo

Si no puedes comprender cómo se invertirá tu dinero, no debes invertirlo, sin importar qué tipo de negocio sea. Averigua sobre el modelo comercial, la historia y la evidencia oficial verificable.

O tal vez te presentan un modelo demasiado vago, sin la suficiente información, un modelo de inversión que parece extremadamente simplista, pero que no tienes forma de verificar. En realidad, no te convencen por el modelo de negocio, te convencen por las altas tasas de retorno a tu inversión.

Esquema Ponzi: no caigas en esta estafa

Los puntos anteriores son solo ejemplos que deberían hacerte sospechar, para evitar caer en una estafa que podría costarte grandes cantidades de dinero. 

Antes de invertir tu dinero procura buscar asesoría financiera y legal. Con Becker Abogados encuentras la asesoría legal para que la inversión de tu dinero sea segura y rentable.

También contamos con un equipo de abogados expertos en el área civil y penal para representarte y asistirte en caso de que tú o alguien allegado a tu entorno haya sido víctima de una estafa. No dudes en contactarnos.

Envíanos tu Consulta

    logo-footer

           

    ×