4 Aspectos a tomar en cuenta para elegir a un excelente Abogado

¿Cómo eliges al mejor abogado para tus necesidades? Los servicios legales son como cualquier otro producto: el consumidor inteligente lleva a cabo una investigación exhaustiva para tomar una decisión informada. Una vez que obtengas varias referencias de abogados con experiencia en el área requerida, debes investigar cuidadosamente a cada candidato. Para ayudarte a tomar la decisión correcta, recopilamos junto a 2×3 cuatro pasos básicos para elegir al mejor abogado para tus necesidades legales.

Entrevistas

Una de las mejores maneras de evaluar la capacidad legal de un abogado es entrevistándolo. La mayoría de ellos ofrece una consulta inicial (generalmente de una hora o menos) gratuita. Algunas preguntas importantes que debes hacer durante esta reunión son:

● ¿Qué experiencia tiene el abogado en tu tema de interés?
● ¿Cuánto tiempo tiene ejerciendo?
● ¿Cuál es su trayectoria de éxito?
● ¿Qué porcentaje de su carga de trabajo está dedicado a manejar tu tipo específico de problema legal?
● ¿Tiene alguna habilidad o certificación especial?
● ¿Cuáles son sus honorarios y cómo están estructurados?
● ¿Lleva seguro de negligencia? Si es así, ¿cuánto cubre?
● ¿Quién más estaría trabajando en tu caso y cuáles son sus tarifas?
● ¿Subcontrata a alguien más para realizar alguna tarea legal clave?
● ¿Qué costos adicionales hay además de los honorarios de los abogados (gastos de envío, aranceles de presentación, gastos en copias, etc.)?
● ¿Con qué frecuencia se te facturará?
● ¿Puede proporcionar referencias de otros clientes?
● ¿Tiene un acuerdo de honorarios por escrito o un acuerdo de representación?
● ¿Cómo te informará de los acontecimientos en tu caso?
● Ten en cuenta que una tarifa más alta no necesariamente equivale a un abogado más calificado. Además, una tarifa bajísima puede indicar problemas, inexperiencia o incompetencia.

Después de la entrevista con el abogado, hazte las siguientes preguntas:

● ¿La experiencia y los antecedentes del abogado son compatibles con tus necesidades legales?
● ¿Brindó respuestas rápidas y corteses a tus preguntas?
● ¿Es alguien con quien te sentirías cómodo trabajando.
● ¿Estás seguro de que posee las habilidades y la experiencia para manejar tu caso?
● ¿Te sientes cómodo con las tarifas y cómo están estructuradas?
● ¿Te siente cómodo con los términos del acuerdo de honorarios y / o acuerdo de representación?

Pregunta a otros abogados

Los abogados conocen la habilidad y la reputación de otros abogados, así que pueden proporcionarte información si no has podido encontrar datos útiles en línea. Te interesa conocer sobre la ética de trabajo, el nivel de competencia, la conducta, los hábitos de práctica y la reputación del profesional.

Verifica sus antecedentes

Antes de contratar a un abogado, comunícate con la agencia disciplinaria de abogados de tu estado para confirmar que está acreditado como miembro del colegio de abogados. Siempre debes verificar las referencias, especialmente si localizaste al profesional a través de Internet. También puedes consultar las calificaciones de revisión de tu abogado en las librerías legales de tu localidad. Las calificaciones de revisión hechas por colegas proporcionan un indicador objetivo de los estándares éticos y la capacidad profesional de un abogado, éstas son generadas a partir de las evaluaciones de otros miembros del colegio de abogados y el poder judicial en Chile.

Date una vuelta por su oficina

Visitar el bufete de abogados del profesional que has elegido, puede ser de gran ayuda. Solicita un breve recorrido por su oficina, más allá de la oficina o sala de conferencias donde te has reunido con él inicialmente. ¿Es el bufete limpio, ordenado, eficiente y bien administrado? ¿Qué tipo de personal de apoyo emplea? ¿El personal parece amable y servicial? ¿La oficina es acogedora y de fácil acceso? ¿Una gran parte de su espacio de oficina está desocupado? Está atento a las señales de alerta como desorden masivo, miembros del personal descontentos, oficinas vacías y llamadas telefónicas no devueltas.

Después de seguir cuatro pasos podrás elegir a un abogado con las habilidades legales y cualidades personales idóneas para cubrir tus necesidades.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

logo-footer