«En este país todos los inmigrantes que sean necesarios y uno más. Pero todos con contrato de trabajo. Eso debe ser incuestionable (…)» Celestino Corbacho 

Un contrato de trabajo es un acuerdo escrito que establece los derechos y las  obligaciones del trabajador y el empleador al iniciar una relación laboral. Es de carácter obligatorio trabajar bajo contrato. 

Aprender a elaborar un contrato de trabajo es fundamental para empleadores, gestores de recursos humanos y contadores.

De una buena y correcta elaboración depende que los términos de la relación laboral se ajusten a la ley y a los derechos y obligaciones de las partes que lo celebran. 

Es importante que ambas partes queden conforme con el contrato para así prevenir en el futuro líos legales entre las partes. 

la relación laboral comienza con un contrato de trabajo

A la hora de celebrar un contrato se debe tener en cuenta:

1- Se deben elaborar dos copias para el caso de Chilenos y tres copias para el caso de trabajadores extranjeros, todas deben ir firmadas por ambas partes (trabajador y empleador)

2- El contrato se debe firmar durante los 15 días desde el inicio a la incorporación al trabajo. 

3- Los contratos de trabajo deben ser registrados en la Dirección del trabajo apenas se encuentren firmados y deben ser ingresados con usuario del empleador. 

4- cada una de las partes se queda con una copia del contrato, en el caso del trabajador extranjero se queda con dos copias que son previamente legalizadas en una notaría y que al trabajador le sirve para realizar sus trámites legales. 

¿Qué sucede si la relación laboral termino y no se firmo contrato de trabajo?

Caso que es bastante común, quien pierde es el empleador, porque el trabajador puede ir a la Inspección del Trabajo y denunciar a su empleador y éste tendrá que asumir legalmente todo lo que el trabajador declare. Estas declaraciones se darán como ciertas si no se demuestra lo contrario. 

El trabajador podrá hacer reclamos en la Inspección del Trabajo por los siguientes motivos: 

1- Si no se ha firmado el contrato de trabajo

2- Si no se han cumplido las cláusulas del contrato

3- Si el empleador no está cumpliendo con sus obligaciones

4- En casos en que haya diferencias irreparables entre el trabajador y el empleador

Para evitar los desacuerdos y denuncias lo mejor es elaborar un correcto contrato basándose en algunos datos importantes que se pueden encontrar en la ley 20.786 del año 2014. 

Aquí os indicamos unas pautas de lo que todo contrato de trabajo debe contener:

1- Indicar de qué tipo de contrato se trata (temporal, indefinido, práctica, construcción, faena, teletrabajo, entre otros) 

2- Lugar y fecha del contrato

3- Aclarar los datos de ambas partes en el contrato de trabajo. Nombre, apellido,nacionalidad,fecha de nacimiento, rut, domicilio, representación legal. 

4- funciones a realizar 

5- lugar de desarrollo de las funciones 

6- horario de trabajo

7- Monto de la remuneración – se debe indicar si es bruto o líquido

8- Plazo del contrato en caso de ser un contrato fijo o a término 

La ley indica estas cláusulas como mínimas y obligatorias a la hora de crear un contrato de trabajo, como resultado proporcionan la legalidad jurídica del cumplimiento del trabajador y el empleador tanto en sus derechos como en sus obligaciones. 

pactados los derechos y obligaciones de ambas partes por medio del contrato

Conforme a lo señalado anteriormente, estás cláusulas mínimas no son las únicas que se redactan en un contrato, considerando que se pueden sumar otras condiciones, como por ejemplo: 

a- Las fechas de pago correspondientes al sueldo

b- Los bonos que incluyen en el sueldo 

c- Aclarar si la gratificación legal es mensual ,bimestral o anual

d- Establecer las condiciones en caso de despido 

e- cantidad de horas máximas a cumplir 

f- Dejar establecido en el contrato todos los acuerdos que se hagan entre el trabajador y el empleador. (permisos, feriados anuales, etc)

En definitiva, el acuerdo contractual entre las partes debe quedar definido de la mejor manera posible para prevenir desacuerdos y malestar en el futuro. Ningún trabajo debe basarse en la buena fe, ni en supuestos ni en promesas, de palabra. Como dice el dicho popular “ las palabras se las lleva el viento”.

Envíanos tu consulta

    logo-footer

           

    ×