El teletrabajo puede convertirse en una importante herramienta estratégica de inmediatez y efectividad, donde una gran parte de los empleados de empresas pequeñas, medianas y grandes utilizan plataformas virtuales para conectarse desde casa a reuniones o realizar trabajos que usualmente se realizan en una oficina. Considerando además, los efectos positivos que se destacan como la reducción en los tiempos de desplazamiento hacia la oficina, la flexibilidad en la organización del tiempo de trabajo, y el aumento de la productividad.

Por otro lado, también surgen riesgos y desafíos en cuanto a los dispositivos utilizados, ya que generalmente las herramientas son proporcionadas por el empleador, pero en algunos casos los empleados que teletrabajan, sólo usan dispositivos personales que adolecen de medidas de seguridad con las que sí pueden contar los corporativos, aunado a esto la conexión a redes Wifi caseras, el acceso a páginas web inseguras o descargar inadvertidamente aplicaciones que comprometan las actividades y la información de la empresa.

Por lo anterior, compartimos las siguientes recomendaciones:

1.- Sólo fuera del tiempo de contingencia, es importante se realice una visita técnica al lugar desde donde el colaborador va a laborar. Esto, con el fin de evaluar y adecuar las herramientas tecnológicas que puedan bloquear y evitar una fuga de información confidencial.

2.- La conexión del teletrabajador debe ser a una Red Privada Virtual (o VPN – Virtual Private Network), es una medida que puede aumentar en un gran porcentaje la integridad de la información que este va a manejar, además de proteger los datos mediante la encriptación y permiten conectarse de forma menos insegura desde todos los dispositivos.

3.- Filtrar contenidos inseguros como sitios web, links de ocio, entre otros, que podrían comprometer dispositivos e información.

4.- Capacitación de forma recurrente en temas de ciber seguridad a los teletrabajadores, ya que deben estar bien informados acerca de las amenazas cibernéticas que a diario aparecen. Es fundamental conocer el comportamiento del virus que pueden robar, secuestrar o destruir los datos sensibles de la empresa. También los asesoramientos deben ser por parte de expertos que manejen información vigente.

5.- Respaldo de información, ya que la modalidad del teletrabajo expone la información a pérdida o robo, por eso es importante contar con mecanismos que permitan salvaguardar la información de manera periódica y así disminuir el impacto de cualquier incidente, pudiendo usar alguna aplicación de almacenamiento centralizado. Es importante considerar que no se debería delegar al empleado la responsabilidad de respaldar la información, ya que podría olvidar respaldarla o, que respalde la información en medios no seguros como discos duros.

Escribe un comentario

*

Tu dirección de correo no será publicada

logo-footer

       

×