Hasta no hace mucho tiempo, se pensaba en términos generales que la responsabilidad social empresarial se limitaba única y exclusivamente a la producción y generación de utilidad para sus accionistas.

Por suerte, esta forma de pensar hoy en día es considerada obsoleta y pertenece al pasado. En la actualidad la mayoría de las empresas entienden que su responsabilidad social va mucho más allá de solo generar utilidades.

Y es que también son responsables de la forma en que sus operaciones impactan el medio ambiente, y cómo influyen en la calidad de vida de sus empleados y la sociedad que le rodea.

¿Qué es la responsabilidad social empresarial? 

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), también conocida como empresa responsable, es un proceso de amplio alcance que cubre todo el ciclo de producción y desarrollo de un producto o servicio. Así como los aspectos ambientales, sociales, financieros y éticos que lo rodean. 

Se puede definir también como una ideología, política y práctica empresarial, que se caracteriza por el hecho de integrar voluntariamente en su gestión las cuestiones económicas, sociales, ambientales y su propia interacción con todos los actores de la sociedad, representantes empresariales y gubernamentales guiados por el respeto al individuo, la sociedad y el medio ambiente.

En otras palabras, la RSE es la contribución de las empresas a los desafíos del desarrollo sostenible. Por tanto, una empresa que practica la RSE buscará tener un impacto positivo en la sociedad y, al mismo tiempo, ser económicamente viable.

Se basa en una visión de negocios en la que, a través de la gestión misma de la organización, se integran los valores éticos, el respeto por las personas, y una interacción constante entre la empresa, la comunidad y el medioambiente. Sin importar el sector económico y de producción al que pertenece, su tamaño o nacionalidad, ni los productos o servicios que esta ofrece. 

En resumen, podemos decir que la responsabilidad social empresarial es la responsabilidad de la empresa por su impacto en el medio ambiente y la sociedad.

¿Cuáles son los principios de la responsabilidad social empresarial?

El 28 de octubre de 2010, la Organización Internacional de Normalización (ISO), después de más de 5 años de trabajo con un grupo de expertos de 99 países, publicó la norma ISO 26000. Que no es una certificación, sino una guía práctica de los principios que deben regir el comportamiento del negocio socialmente responsable. 

Esta norma incluye pautas para todo tipo de organizaciones (no solo para empresas), independientemente de su tamaño o ubicación. En su texto se especifican 7 áreas de responsabilidad social corporativa: 

1.- Rendición de cuentas

Toda organización debe informar ampliamente, rendir cuentas y asumir la responsabilidad sobre el impacto de sus acciones en la sociedad y el medio ambiente. Así como también adoptar las medidas necesarias para corregir las consecuencias negativas y garantizar que no se repitan.

2.- Transparencia

Las empresas están obligadas a brindar toda la información requerida sobre sus acciones que puedan afectar de forma negativa la sociedad y el medio ambiente.

3.- Comportamiento ético

Las empresas socialmente responsables deben regirse por principios de integridad, equidad y honestidad. Y buscar generar un impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad que les rodea. 

4.- Respeto a la posición de las partes interesadas

En la toma de decisiones que puedan afectar a la sociedad y el medio ambiente, la organización debe tomar en cuenta la posición de las partes interesadas.

5.- Respeto al principio de legalidad

Toda organización debe conocer y respetar el marco legal, las leyes y las regulaciones que rigen su área de operaciones y mantenerse dentro de la legalidad.

6.- El respeto a la norma internacional de comportamiento

La responsabilidad social empresarial no está limitada solo al ámbito nacional, por lo que las organizaciones están obligadas a conocer, respetar y adoptar la normativa internacional en cuanto a la RSE.

7.- Respeto a los derechos humanos

Este principio es fundamental. Ya que el respeto a los derechos humanos es la clave para el éxito de las sociedades. Toda organización debe conocer y defender los principios establecidos en la Carta Universal de los Derechos Humanos.

¿Cuál es la importancia de la Responsabilidad Social Empresarial?

La responsabilidad social empresarial es de vital importancia en el mundo actual en el que todos debemos ser responsables de nuestras acciones y sus consecuencias para el medio ambiente y la sociedad misma.

Contribuye en gran medida al bienestar y desarrollo de la sociedad en conjunto y en forma particular de cada uno de sus miembros procurando mejores condiciones económicas, sociales y ambientales.

Además, las empresas que operan de manera sostenible, es decir, que preservan los recursos ecológicos, sociales, culturales y asumen específicamente la responsabilidad social para resolver activamente problemas en el medio ambiente y la sociedad, tienen muchas ventajas:

  • Seguridad futura y ventajas competitivas
  • Reducción de costos y mayor eficiencia
  • Adquisición y retención de clientes más fácil
  • Acceso más fácil a las finanzas corporativas
  • Menos impuestos y aranceles en el futuro, pero se beneficia de los subsidios, etc.
  • Prevención de crisis y reducción de riesgos asociados.
  • Mejora de su imagen y la reputación de su marca.
  • Ambiente de trabajo positivo y empleados motivados y suficientes jóvenes y especialistas
  • Más innovación, mejores productos y servicios
  • Las empresas pueden hacer una contribución decisiva a la solución de los agudos problemas ecológicos, sociales y culturales de nuestro mundo.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2021 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×