Comprender la diferencia entre las leyes comerciales y corporativas puede ayudar a los propietarios de negocios a evitar que infrinjan las leyes. Además, también puede eliminar costos innecesarios.

 

Si bien estas dos áreas tienen un impacto significativo en la forma en que operan las empresas, tienen aspectos distintos. El tema común entre estas áreas de práctica se relaciona principalmente con las cuestiones que surgen del derecho contractual.

 

Leyes corporativas y su ámbito de aplicación

Las leyes corporativas se crean con la finalidad de regular el campo legal que rige la formación de empresas, derechos de los accionistas, fusiones y adquisiciones.

 

El derecho corporativo y las leyes corporativas, se ocupan de los derechos, las relaciones y la conducta de las empresas. Esta normativa se basa en gran medida en la gobernanza de las empresas y las estructuras que permiten su funcionamiento continuo.

 

Los asuntos de derecho corporativo a menudo se relacionan con el lanzamiento, el crecimiento, la madurez o el declive de una empresa. Estas fases crean cambios significativos en los mercados y el panorama operativo empresarial.

 

Las leyes corporativas se adaptan a los nuevos retos de la economía actual. Con ellas se busca regular las relaciones corporativas para que todo su funcionamiento sea lo más claro y transparente posible, tanto para los accionistas como para los terceros interesados.

 

Los procesos que regulan las leyes corporativas son:

 

  • Adquisiciones
  • Finanzas corporativas
  • Reestructuración corporativa
  • Insolvencia
  • Litigio
  • Fusiones

 

Leyes comerciales que regulan y a quienes se aplican

Las leyes comerciales son las que regulan todos los asuntos relacionados con las actividades comerciales normales de su funcionamiento en las que participan las empresas.

Las leyes comerciales se aplican a todas las personas que realicen actividades comerciales y lo hagan su profesión. Regulan tanto a personas naturales como jurídicas y el principal objetivo de estas leyes es garantizar la transparencia y legalidad de las relaciones entre los distintos actores económicos de un país.

Las leyes comerciales incluyen regulaciones en el área laboral, tributaria, bancaria, contractual, propiedad intelectual entre otros de manera de crear un marco jurídico seguro para el funcionamiento de todas las empresas.

Leyes comerciales vs leyes corporativas

Muchas veces las leyes comerciales y leyes corporativas se confunden por el ámbito de aplicación de las mismas, pero son diferentes.

Aunque ambos tipos de leyes se crean con el fin de regular las empresas y corporaciones y la forma como se desenvuelven en el ámbito comercial, las leyes corporativas forman parte de las leyes comerciales.

Como lo mencionamos las leyes corporativas regulan los procesos de las corporaciones en donde se ven afectados sus derechos y obligaciones para con los accionistas y terceros involucrados.

Por su parte las leyes comerciales regulan un espectro más amplio. Estas leyes afectan todas las áreas del negocio, como transacciones comerciales, derecho laboral, derecho tributario, privacidad y protección de datos, leyes al consumidor, entre otras.

Una forma de entender la diferencia entre las leyes corporativas y comerciales es el ámbito en que se aplican.

Las leyes comerciales se aplican a las empresas y negocios en su totalidad. Regulan la compra y venta de bienes y servicios, la fabricación, la distribución y una amplia gama de otras actividades.

En contraste, las leyes corporativas se aplican principalmente a las actividades que impliquen relaciones corporativas como fusiones adquisiciones venta de acciones entre otros.

Podemos decir que la principal diferencia entre las leyes corporativas y las leyes comerciales es que las primeras se ocupan del gobierno y la regulación de las empresas y corporaciones, mientras que las leyes comerciales regulan asuntos que surgen de las transacciones y el comercio que realizan las empresas.

Puntos comunes entre leyes corporativas y comerciales

Estas leyes se diferencian entre sí por el ámbito de aplicación de las mismas. Sin embargo, es bastante posible un acercamiento entre ambas, ya que las leyes comerciales constituyen la base sobre las cuales se crean las leyes corporativas.

Además, ambas, están estrechamente vinculadas al derecho civil, ya que de él derivan sus fuentes.

Importancia de conocer las diferencias entre leyes corporativas y comerciales al solicitar asesoría legal

Los abogados corporativos y comerciales juegan un papel importante en la prestación de asesoramiento legal a las empresas en sus respectivas áreas de especialización.

 

El derecho corporativo y el derecho comercial, son diferentes e impactan a una empresa de diferentes maneras.

Los abogados corporativos asesorarán a sus clientes sobre las leyes aplicables a la corporación real, sus accionistas, funcionarios y partes interesadas.

Además, los abogados corporativos brindarán asesoría legal en materia de gobierno corporativo y normativa aplicable a la empresa.

Por su parte, los abogados comerciales se ocupan de las leyes que afectan a una empresa en sus transacciones comerciales ordinarias para su funcionamiento.

Con el apoyo de un abogado comercial, una empresa puede realizar transacciones con otra de conformidad con las leyes comerciales aplicables, además de garantizar el correcto funcionamiento de la misma dentro de la normativa legal vigente.

Becker Abogados cuenta con abogados expertos tanto en el área corporativa como comercial, con la capacidad y el conocimiento necesario para proteger tus intereses y garantizar una gestión óptima y eficiente en tu empresa.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2021 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×