Cuando se crea una empresa o negocio es indispensable que tenga un representante legal. Una empresa se constituye en una persona jurídica que necesita de una persona natural que actúe en su nombre. Esa persona es el representante legal.

El representante legal de la empresa es la persona que puede, en nombre de la empresa, adquirir derechos y contraer compromisos vinculantes para la empresa, así como actuar ante los tribunales y otras autoridades en nombre de la empresa.

La representación legal de una empresa puede estar en manos de un socio o un tercero, designado por los accionistas.

¿Cuál es el rol del representante legal de una empresa?

Sea cual sea su calidad (socio o tercero), el representante legal de una empresa siempre tiene el mismo rol. Tiene los poderes más amplios para actuar en todas las circunstancias en nombre y en representación de la empresa que representa.

Cuando también es un funcionario de corporativo, su libertad está enmarcada por los estatutos sociales que pueden limitar sus poderes. Además, debe respetar siempre el objeto social.

La misión del representante legal es defender los intereses de la empresa y es el principal tomador de decisiones. Posee el poder de firmar contratos y vincular a la empresa. También puede verificar y controlar los actos del día a día de la empresa y administrar el patrimonio de la misma.

El representante legal también tiene deberes con respecto a la empresa y los socios. Debe informar sobre su gestión y comunicar toda la información de su gestión a los socios.

Si comete faltas (mala gestión, violación de los estatutos sociales) y estas han causado daños a la empresa, los socios pueden exigir el cumplimiento de su responsabilidad civil. También pueden exigir su responsabilidad penal cuando comete uno o más delitos (abuso de activos corporativos, ventas fraudulentas, malversación de fondos, etc.).

¿Cuáles son los requisitos para ser representante legal en una empresa?

Sin importar el tipo de sociedad que constituyas, tu empresa debe asumir responsabilidades legales, y por consiguiente es obligatoria la existencia de un representante legal. Todas las empresas que se constituyen en el país deben nombrar por lo menos un representante legal que, además, debe estar registrado en el Servicio de Impuestos Internos

Los requisitos para ser representante legal de una empresa son:

  • Ser mayor de 18 años y residente permanente o ciudadano. Puede ser un socio, empleado de la empresa o un tercero voluntario.
  • Ser persona natural, una persona jurídica no puede constituirse en representante legal de una empresa.
  • Si el propietario de la empresa es extranjero no puede actuar como representante legal hasta que hayan obtenido el estatus de residencia permanente completa.
  • Poseer documento formalmente notariado que le otorgue los poderes de representante legal. 

¿Cuál es la responsabilidad legal del representante legal?

Asumir el papel de representante legal expone a la persona a ciertas responsabilidades legales personales. Si la empresa no paga impuestos el Servicio de Impuestos Internos puede imponer sanciones penales o civiles contra el representante legal directamente.

Si se entabla una demanda civil contra la empresa, el representante legal debe comparecer ante el tribunal. Es por ello que el representante legal debe asumir su posición con seriedad, transparencia y responsabilidad.

¿Se puede cambiar el representante legal de una empresa una vez nombrado?

Si se puede realizar el cambio, es decisión de los socios de la empresa. Una vez que se apruebe el cambio deben seguirse los siguientes pasos:

  • Realizar la modificación en los estatutos de la empresa o sociedad donde se indique el cambio y se incluya al nuevo representante legal.
  • Elaborar un nuevo documento notariado donde se le confieren los poderes al nuevo representante legal.
  • Realizar la publicación del extracto de la modificación ante el Registro de Comercio.
  • Informar del cambio al Servicio de Impuestos Internos.
  • Publicar el cambio de representante legal en el diario oficial.

¿Qué aspectos se deben considerar para el nombramiento del representante legal?

Al redactar los estatutos sociales o cualquier contrato relacionado con los poderes del representante legal, debes asegurarte de que los poderes otorgados al representante legal estén debidamente restringidos.

Es importante incluir dentro de dicho documento que es necesario una firma autorizada de los socios o accionistas para la venta de cualquier activo inmobiliario. También es recomendable restringir la cantidad de dinero que el representante legal puede transferir sin autorización.

Sin embargo, las restricciones no deben ser tan limitantes que el representante legal no pueda cumplir adecuadamente con sus funciones.

Es conveniente encontrar un equilibrio entre los poderes necesarios para que el representante legal ejecute eficientemente el mandato que se le ha encomendado y las restricciones necesarias para proteger al propietario, los socios y los accionistas de la empresa.

Asesoría para nombramiento del representante legal en tu empresa: una opción que garantiza una buena gestión en tu empresa

Nombrar un representante legal para tu empresa es una tarea importante e implica una gran confianza con quien elija designar. Para algunas empresas, esto significa buscar y nombrar a un tercero.

Becker Abogados te asesora para que el nombramiento del representante legal de tu empresa se ajuste a tus requerimientos.

Así mismo te garantiza la protección de tus intereses tanto patrimoniales como personales al momento de redactar las funciones y obligaciones del representante legal. No dudes en contactarnos para responder todas tus interrogantes al respecto.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2021 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×