El propósito de una empresa es crecer y permanecer en el tiempo. Una empresa  crece a medida que se reconoce la utilidad de sus productos y servicios. También puede crecer a través de un proceso inorgánico. Este proceso está simbolizado por una expansión instantánea en la fuerza laboral, los clientes, los recursos de infraestructura y, por lo tanto, un aumento general en los ingresos y ganancias de la entidad.

Las fusiones y adquisiciones son manifestaciones de un proceso de crecimiento inorgánico. Si bien las fusiones pueden definirse como la unificación de dos empresas en una sola entidad, las adquisiciones son situaciones en las que una empresa compra a otra para combinar la entidad comprada consigo misma.

Fusiones y adquisiciones: mecanismos para el crecimiento empresarial

Las fusiones y adquisiciones son un mecanismo de crecimiento trascendental y las empresas las aceptan cada vez más como una herramienta fundamental de la estrategia empresarial.

Se utilizan ampliamente en una amplia gama de campos como la tecnología de la información, las telecomunicaciones y la subcontratación de procesos comerciales. Así mismo en negocios tradicionales para ganar fuerza, expandir la base de clientes, reducir la competencia o ingresar a un nuevo mercado o segmento de productos.

Se pueden realizar fusiones y adquisiciones para acceder al mercado a través de una marca establecida, obtener una participación de mercado, eliminar la competencia, reducir las obligaciones fiscales o adquirir competencia o compensar las pérdidas acumuladas de una entidad con las ganancias de otra entidad.

Valoración de las empresas en las fusiones y adquisiciones

Las empresas involucradas en acuerdo de fusiones y adquisiciones valorarán a la empresa objetivo de manera diferente. Si es una negociación de adquisición la empresa que vende quiere obtener el mayor beneficio posible. Por su parte la empresa compradora quiere obtener el precio más bajo por su compra. En una fusión ambas partes involucradas buscan el consenso que beneficie los intereses de la nueva corporación.

Es por ello que en estos procesos los negociadores se apoyan en procesos como la due diligence, para obtener la información objetiva de las empresas involucradas. Además, por supuesto de índices y métricas financieras y comparaciones de mercado.

Derechos y responsabilidades en las fusiones y adquisiciones

Al realizar fusiones y adquisiciones, las empresas deben ser conscientes de los numerosos derechos y responsabilidades que acompañan a estos procesos. Esto es particularmente importante cuando se trata de obligaciones fiscales.

Aunque muchas personas usan los términos fusiones y adquisiciones de forma indistinta, los dos términos tienen significados diferentes.

Las diferencias entre fusiones y adquisiciones son significativas cuando se trata de entender los respectivos derechos y pasivos de las empresas luego de que ocurra la fusión o adquisición.

Aspectos relevantes de una fusión

En una fusión, la corporación sobreviviente asumirá todas las responsabilidades y obligaciones de la compañía fusionada, incluida la responsabilidad extracontractual.

Aunque una corporación fusionada deja de existir, los procedimientos legales que estaban pendientes en su contra en el momento de la fusión pueden continuar.

Además, si una corporación que se fusiona ha presentado una demanda contra otra parte antes de fusionarse, la acción legal puede continuar después de finalizadas las negociaciones en nombre de la corporación fusionada.

Aspectos relevantes de una adquisición

Cuando se produce una adquisición, mediante la compra de activos de una empresa, la empresa compradora generalmente no es responsable de las deudas y pasivos de la empresa objetivo. Sin embargo, existen varias excepciones importantes:

  •         Cuando la empresa compradora acepta asumir las deudas y pasivos de la empresa objetivo, quizás a cambio de un precio de venta más bajo.
  •         Cuando se adquiere un negocio mediante la compra de acciones, la empresa compradora generalmente sustituye a la empresa objetivo y el negocio continúa como de costumbre. El comprador asumirá todas las deudas y pasivos de la empresa objetivo, ya sea que se conozcan en el momento de la venta o no.

Administrar un proceso de fusiones y adquisiciones: responsabilidad compartida

Cuando se realizan los procesos de fusiones y adquisiciones las partes involucradas, tanto vendedor como comprador tienen responsabilidades que cumplir frente a los accionistas de ambas empresas.

En el lado de la compra, los negociadores deben tomar una serie de decisiones estratégicas antes de que la empresa realice adquisiciones. Se deben revisar las adquisiciones propuestas desde una perspectiva estratégica con un enfoque particular en las suposiciones que subyacen al acuerdo y la importancia de integrar las adquisiciones adquiridas.

Por el lado de la venta,  se debe evaluar el momento para adoptar este proceso. Se tiene  que participar activamente. Al final del proceso, se debe evaluar el acuerdo propuesto y determinar si es recomendable o no para los accionistas.

Navegar por estos procesos puede ser difícil. Becker Abogados tiene la experiencia necesaria en este tipo de procesos y puede ayudarte brindándote toda la orientación  y asesoría que requieras. Ya sea que se esté fusionando con otra empresa o adquiriendo una mediante la compra de acciones o activos.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2021 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×