La constitución y existencia de una empresa, así como el logro de sus objetivos o metas implican una serie de responsabilidades.

Estas solo pueden ser ejecutadas con éxito mediante un equipo de trabajo. Y en este equipo, forma parte indispensable del mismo el Representante Legal, quien es un ejecutivo experto en transacciones y diligencias inherentes a los intereses legales y financieros de la empresa.

La importante figura del representante legal

El Representante Legal es una importante figura para la empresa, puesto que, sobre esta persona, descansa el poder legal de representar la compañía.

Es quien tiene la potestad de tomar un buen número de importantes decisiones, entre las que destacan establecer vínculos con otras empresas o entes gubernamentales. Así como responder ante los compromisos legales de la compañía.

Esta persona es el enlace o centro de contacto de la empresa para sus transacciones comerciales y legales. Por tanto, está revestida de gran responsabilidad y autoridad, que le permiten contribuir en llevar a la compañía a los más altos niveles de prosperidad.

Las responsabilidades del Representante Legal de la empresa

Es usual que el rol de Representante Legal lo asuma el gerente, director o administrador de la empresa. Sin embargo, también este cargo puede ser ostentado por otro miembro de la directiva o por un tercero contratado para tal fin.

En todo caso el correcto cumplimiento de las responsabilidades que le competen influye de manera definitiva en el logro de las metas planteadas por la empresa. Veamos cuáles son esas responsabilidades:

Actuar como empresario

La primera responsabilidad es asumir la compañía como suya a fin de que su actuación sea la de un empresario diestro, que lleva sus negocios en orden.

Debe cuidar cada detalle y entregar el tiempo y esfuerzo necesario para que cada decisión tomada sea certera. Con ello contribuye de manera efectiva al alcance de los objetivos planteados por la compañía.

Cuidar del interés común

En toda sociedad existe el interés común y los intereses particulares. Y es responsabilidad del Representante Legal buscar siempre por el interés común o interés social definido por la compañía.

Así puede maximizar los logros de la empresa. Debe ser muy cuidadoso de no tomar partido por intereses particulares incluyendo el suyo.

Ser discreto

La discreción es otra de las importantes responsabilidades que debe asumir el Representante Legal.

Es su obligación ser cauteloso con la información que posee de la empresa, respecto a los negocios y otros aspectos que le hayan sido confiados debido a su cargo. En especial con aquella información que no ha sido divulgada por quienes están autorizados para hacerlo.

Esto con la excepción de los casos en que la ley obligue a entregar información precisa, en el interés de cumplir con la normativa legal establecida en Chile.

Poseer y entregar información actualizada

Es una responsabilidad imposible de evadir, al igual que las anteriores. Es necesario que el Representante Legal esté al tanto de toda la información actualizada inherente a su cargo.

Estar actualizado e informado le facilita tener una imagen clara de la situación legal y financiera de la compañía, para una toma de decisiones acertada.

Así mismo es su deber entregar de forma oportuna toda la información que posea como resultado de su labor.

Con una actuación sea activa puede prevenir o corregir a tiempo cualquier infracción presente o por presentarse en el funcionamiento legal o económico de la empresa.

Asesorar a la directiva

Previo análisis de la información oportuna, el Representante Legal debe brindar consejo y aclarar dudas en el aspecto legal y financiero ante la celebración o ejecución de un contrato. Con ello contribuye a una mejor toma de decisiones de la compañía.

Otras responsabilidades

Además de las responsabilidades anteriores, este importante ejecutivo, entre otras, tiene a su cargo asistir a reuniones para celebrar negocios, establecer enlaces con otras empresas, firmar tratados y otros documentos inherentes a su cargo.

De igual manera redactar contratos, realizar escrituras, asistir a los organismos del gobierno para cumplir con aspectos legales de rutina o cualquiera otro que sea necesario.

La designación del Representante Legal

El Representante Legal es designado por la directiva de la empresa, previo estudio de su formación, reputación y capacidades. Como ya se dijo, puede asumir este rol un miembro de la directiva o ser designado un tercero.

Una vez elegido, su designación debe validarse mediante un escrito público o privado ante el notario.

Cabe señalar que, en el caso de que este ejecutivo esté en el extranjero, la designación debe acreditarse por el Consulado de Chile, en el país donde resida el Representante Legal. Luego los documentos deben ser visados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile para autenticar su validez.

Los aspectos legales deben estar en manos de expertos

Es indiscutible que la experiencia marca la diferencia y en Becker Abogados contamos con un equipo de profesionales en el área empresarial para brindar una asesoría integral en tu empresa.

No dudes en contactarnos ante cualquier duda o eventualidad que se presente en tu empresa

Envíanos Tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×