El finiquito es el instrumento con el cual se da por finalizado de manera permanente la relación laboral. Como trabajador debes firmarlo siempre y cuando estés de acuerdo con la causante del despido y con los montos que te van a cancelar.

Sin embargo, cuando no estas conforme con lo plasmado en el finiquito no debes firmar el mismo. Pero si estás de acuerdo de manera parcial con lo que señala el finiquito lo puedes firmar, pero haciendo la salvedad, con tu puño y letra, de una reserva de derechos, con la finalidad de ejercer acciones legales posteriores.

Recuerda que como trabajador es importante que conozcas tu derechos. Y uno de ellos es la reserva de derecho en el finiquito. Conoce en este articulo todo lo que necesitas saber de esta importante figura en el ámbito laboral.

¿Qué es una reserva de derechos?

En términos simples podemos decir que una reserva de derechos es un acto jurídico en virtud del cual, como trabajador, manifiestas tu disconformidad con el finiquito o con parte de él.

Con la reserva de derechos te resguardas la posibilidad de demandar ante los tribunales de justicia, con posterioridad a la firma del finiquito, los conceptos con los cuales no estabas conforme.

Es importante destacar que cuando tú firmas un finiquito estás renunciando a todos los derechos que de esa relación laboral se derivan. Es decir, estas aceptando la causal de despido y los montos que allí se establece.

Además, estas liberando a tu empleador de posibles acciones judiciales que pudieras entablar en su contra con posterioridad, por los conceptos que se te hayan adeudado durante la relación laboral o por tu disconformidad en la causal del despido.

¿Cuándo se hace la reserva de derechos en el finiquito?

Debes realizar la reserva de derechos en el finiquito al momento de firmar el mismo. Tu empleador no puede prohibir que lo hagas, ya que es una figura completamente legal.

Haces la reserva de derechos de tu puño y letra, firmas el finiquito y el empleador tiene la obligación de cancelarte lo que esta señalado en el mismo.

Si el empleador te impide realizar la reserva de derechos debes acudir a ante la Inspección del trabajo a presentar un reclamo.

De esta manera, en la posterior audiencia de conciliación, podrás señalar cuáles son tus diferencias y ver la posibilidad de llegar a acuerdo con tu empleador, si este acuerdo no se produce podrás demandar con posterioridad.

¿Cómo hacer la reserva de derechos?

Es recomendable que, para hacer la reserva de derechos, y que la misma tenga la validez legal necesaria, te asesores con un abogado especialista en materia laboral.

Sin embargo, en términos generales tienes que tener claro que la reserva de derechos debe ser especifica, es decir, debe mencionar claramente sobre que reservas tus derechos.

Por ejemplo, de tu puño y letra debes colocar en el finiquito un enunciado similar a este: “ me reservo el derecho a presentar las acciones judiciales por…. “ y colocas el motivo por el que no estas conforme con el finiquito.

Este motivo puede ser que no estas de acuerdo con la causal de despido, o bien por los montos que te están cancelando.

Si realizas una reserva de derechos amplia sin especificar porque estas disconforme, y la misma no especifica claramente porque no estás de acuerdo, no vas a poder ejercer acciones judiciales posteriores ya no tiene la validez legal para ejercerlas.

Otro punto importante es que debes dejar constancia de dicha reserva tanto en el ejemplar del finiquito que entregas a tu ex empleador como en la copia que te queda a ti.

¿Por qué conceptos o prestaciones laborales se puede hacer una reserva de derechos en el finiquito?

Puedes hacer una reserva de derechos por que estas en desacuerdo con la causal por la cual fuiste despedido, es decir puedes hacer una reserva de derechos por las causales de despido injustificado contenidas en el 159 del Código del trabajo

Así mismo puedes hacer una reserva por despido indebido contenidas en el artículo 160 o las causales del articulo 161 por despido.

También puede darse el caso de que el despido sea por necesidad de la empresa. Es importante que sepas que en este caso que el empleador tiene derecho a descontar de la indemnización por años de servicio, los montos que éste haya aportado en tus cotizaciones por concepto de seguro cesantía.

Por lo tanto, además de reservarse el derecho al despido improcedente debes señalar que te reservas el derecho demandar por despido improcedente y los descuentos del seguro de cesantía.

Becker Abogados, tu asesor laboral confiable

Cuando te encuentres inmersos en cualquier situación laboral donde consideres que se han vulnerado tus derechos no dudes en consultarnos. Te brindamos la asesoría y asistencia legal que requieras.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×