Algunos arrendatarios se ven en la necesidad de irse o desalojar el inmueble antes de culminar el tiempo de arrendamiento pactado. Unos lo hacen de la manera correcta y otros sencillamente se marchan, casi sin mirar atrás.

Por eso como arrendador es importante conocer que pasa o debes hacer en ambos casos, para que no sean vulnerados tus derechos del arrendador.

Conoce en este post tus derechos y obligaciones y cómo actuar ante esta situación.

Las obligaciones y derechos del arrendador y el arrendatario

Tanto arrendador como arrendatario tienen deberes y derechos El incumplimiento de alguno de los deberes de cualquier parte trae consigo consecuencias, entre ellas la posible interrupción del contrato antes de tiempo y todo lo que ello conlleva.

En el caso del arrendador debe entregar el inmueble en óptimas condiciones y mantenerlo así durante el periodo de arrendamiento. Excepto en aquellos aspectos que corresponden al arrendatario por desgaste de uso. Además de estipular las cláusulas del contrato de forma clara, evitando posibles dudas.

Por su parte el arrendatario debe cuidar y mantener el inmueble en las condiciones en que lo recibió, y hacerse responsable de corregir cualquier daño causado. Así mismo cumplir con el pago acordado en el tiempo estipulado y las demás clausulas pautadas al momento de establecer y comprometerse con el contrato.

¿Qué pasa cuando el arrendatario se va antes de tiempo?

Si el arrendatario se va antes de tiempo, es decir, antes de la culminación del contrato firmado, estaríamos hablando de una posible violación a dicho contrato.

Como arrendador debes tomar las medidas pertinentes en base a lo establecido en el contrato de arrendamiento, o en su defecto amparado en lo establecido por la ley chilena para estos casos.

¿Cómo puede el arrendatario por terminado el contrato antes de tiempo?

Básicamente existen 3 formas que dan por terminado antes de tiempo un contrato de arrendamiento por parte del arrendatario.

Sin embargo, solo dos de ellas están contempladas en la ley. El arrendatario de acuerdo a lo normado en el país para dar por terminado el contrato antes de cumplirse el periodo de arrendamiento, deberá:

Apegarse a lo establecido en el contrato.

Si al momento de establecer el contrato las partes acordaron alguna (s) cláusula que define el proceder en caso de interrupción anticipada del contrato, el arrendatario cumple la misma y entrega el inmueble al arrendatario.

Apegarse a las disposiciones establecidas por la Ley chilena.

Esto en caso de que en el contrato no se contemple la posibilidad de rescindir el mismo antes de la fecha pautada para su culminación.

En tal situación, el arrendatario puede optar por el desahucio, acción mediante la cual arrendatario comunica al arrendador su decisión de interrumpir el contrato. Esto deberá hacerlo por escrito y con cierto tiempo de antelación al momento de su partida.

Por abandono de la vivienda

Es importante señalar que, esta última opción no se encuentra estipulada en la ley y no es para nada aconsejable.

Como consecuencia, si el arrendatario deja abandonado el inmueble sin hacer la correspondiente restitución al arrendador, éste deberá solicitar a la autoridad competente la entrega del inmueble.

Este procedimiento está indicado por la Ley y está a cargo del Juez de Letras. En tal sentido, para dar cumplimiento al procedimiento de restitución del inmueble, este deberá ser visitado por un ministro de fe del tribunal.

Este emitirá una certificación haciendo constar de que el inmueble en cuestión ha sido abandonado. Lo que dará paso a la restitución propiamente dicha.

¿Por qué es importante conocer las causas que llevan a la interrupción del contrato?

Siempre es recomendable ahondar en las causas que llevan a un arrendatario de un inmueble, a marcharse antes de tiempo. Es decir, antes de la fecha de culminación del contrato.

Conocer las causas, podrían cambiar por completo la percepción de la situación y tal vez podría justificarse su acción.

En tal sentido, es importante verificar que el arrendador no haya incurrido en el incumplimiento de alguna cláusula del contrato. Para así poder hacer valer sus derechos como arrendador según lo establecido por la ley chilena.

En caso de que el arrendatario, se niegue a cumplir con lo pautado en el contrato. El arrendador podrá acudir a la autoridad competente para solicitar la retribución correspondiente por incumplimiento de contrato.

Lo que seguramente implica un juicio donde el arrendatario será encausado a cumplir con su responsabilidad de retribución y restitución. Esto, de acuerdo a lo establecido en el contrato y/o la Ley, dependiendo del tipo de contrato que contrajeron las partes.

El contrato como medida de protección

El contrato de arrendamiento es un documento vinculante creado para brindar protección tanto al arrendador como al arrendatario. Si este último se va antes de tiempo, lo estaría dando por terminado de forma unilateral, violando algunas de sus cláusulas y su razón de ser.

Esta situación, puede acarrear algunas consecuencias importantes para las partes involucradas. Para evitar estas consecuencias, lo recomendable es establecer el dialogo y la conciliación como recurso ideal para resolver este tipo de situaciones posibles.

Envíanos Tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×