Vivimos un momento en el que, más que nunca, la responsabilidad de las organizaciones en relación con las medidas de transparencia está cada vez más reforzada.

Con los procesos de globalización, transformación digital y toda la postura interna de las empresas, es inevitable que estas tomen medidas para asegurar el correcto cumplimiento de la legislación.

¿Qué es el compliance laboral?

Para comprender mejor qué es el cumplimiento laboral, centrémonos un poco en el término cumplimiento. El compliance es un término inglés que deriva del verbo cumplir, que significa actuar de acuerdo con la ley.

En otras palabras, el cumplimiento, en este sentido, es una práctica estratégica adoptada por las empresas. Además de asegurar el cumplimiento de la legislación vigente, también es una estrategia utilizada como forma de establecer la integridad empresarial.

Este concepto también incluye los ideales de respetar las normas administrativas internas, mantener la ética, mitigar los riesgos y preservar los valores defendidos por la organización.

En este proceso, los sectores que están directamente involucrados son los recursos humanos y legales, además de toda la dirección de la empresa.

¿Cuáles son los aspectos principales del compliance laboral?

El empleador tiene el deber de respetar los derechos básicos fundamentales de los trabajadores. Para ello el empleador debe cumplir lo que establece la normativa legal vigente en los siguientes aspectos:

Contratos de trabajo:

Según el artículo 7 del Código del Trabajo, el contrato individual de trabajo es un acuerdo por medio del cual el empresario y el trabajador se obligan mutuamente: el trabajador a prestar servicios personales en régimen de dependencia y subordinación, y el empresario a pagar un salario determinado por dichos servicios.

El contrato de trabajo es básico para el compliance laboral por parte del empleador y las condiciones generales básicas deben figurar en el convenio y la ley.

Reclutamiento, entrevista, selección y contratación de empleados

El análisis de los procedimientos, documentos o preguntas de selección debe hacerse según la Constitución chilena.

La misma prohíbe cualquier tipo de discriminación que no se base exclusivamente en la capacidad o aptitud personal del candidato para el puesto requerido.

Gestión del rendimiento/conducta

Según la legislación chilena, el mal desempeño no se considera un incumplimiento de contrato, ni una falta ni una causa de terminación. A menos que implique un incumplimiento real y material de las obligaciones específicas pactadas en el Contrato de Trabajo correspondiente.

La obligación del empresario es formar a los trabajadores para que puedan realizar su trabajo de la mejor manera posible, permitiéndoles asistir a las sesiones de formación, cuyo coste debe ser asumido por la empresa.

El despido de empleados por razones de rendimiento o por razones disciplinarias

La estabilidad laboral es un principio que rige en Chile, y la regla general es que las relaciones laborales tienen una duración indefinida, salvo que se indique lo contrario.

Según la legislación chilena, el despido debe estar basado en alguna de las causas establecidas en la ley. Por lo tanto, el contrato de trabajo solo puede terminarse por cualquiera de las causales establecidas en el Código del Trabajo, y el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización por despido en función de la causa de la terminación.

La terminación puede ser ejecutada con base en causas justas según ciertos incumplimientos concretos del trabajador que no impliquen ninguna indemnización para el trabajador o por necesidades de la empresa que deben ser reales, verificables y claramente informadas. En este caso, la indemnización por despido es obligatoria.

¿Por qué es importante el compliance laboral?

Como empleador debes asumir el compliance laboral para que tu empresa tenga éxito en todos los ámbitos. Además, la ejecución del compliance laborar te garantiza:

1. Ahorro de recursos financieros

Los juicios laborales y las sanciones resultantes pueden representar gastos considerables para tu empresa, dependiendo de la gravedad de la infracción a la ley. Un simple descuido puede causar un daño enorme.

Por eso, la el cumplimiento es siempre la mejor opción . El cumplimiento laboral reduce considerablemente las posibilidades de ocurrencia de tales problemas.

2. Protección de la imagen de la empresa

Los juicios laborales pueden resultar en un grave daño a la reputación de tu empresa, por lo que poner en marcha mecanismos que protejan a tu negocio frente a este tipo de problemas es una inversión.

Además, una empresa que ha reconocido un cumplimiento laboral bien estructurado termina ganando más confianza por parte de proveedores y clientes .

3. Retención del talento

Si en tu empresa te preocupas por cumplir con las normas laborales, puedes hacer que sus empleados se sientan más seguros y confiados.

Por lo tanto, la organización es capaz de obtener una mayor tasa de retención de talento, ya que será más probable que los profesionales permanezcan allí.

4. Clima organizacional más motivado

El cumplimiento laboral también garantiza un ambiente de trabajo más armónico, puesto que los trabajadores se sienten seguros y motivados, además de confiar más en la dirección y respetar a sus compañeros.

 

 

El compliance laboral un medio de protección

El cumplimiento laboral va mucho más allá de seguir las normas establecidas en la legislación vigente. Se extiende a la gestión empresarial ética y sostenible, para no suprimir ningún derecho laboral y crear un entorno saludable para el trabajador, que genere prosperidad para la empresa.

El cumplimiento actúa como un medio de protección, no solo para el trabajador, también para el empleador. Las leyes detallan los requisitos y el cumplimiento garantiza la protección legal para aquellos que cumplen con la ley.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×