Divorcios de Común Acuerdo en Chile

Todo matrimonio se inicia con el proyecto de convivir juntos toda la vida, como se dice “hasta que la muerte nos separe”. Sin embargo, en la vida de pareja surgen circunstancias que, en ocasiones, llevan a los cónyuges a desistir de esa idea. Llega un momento en que vivir vidas separadas es lo mejor y toman la decisión de divorciarse.

En muchos casos esta decisión es mutua, ambos cónyuges están de acuerdo en separarse y optan por la figura del divorcio de común acuerdo, contemplado en la Ley.

El divorcio de común acuerdo

En esencia, el divorcio de común acuerdo llamado también divorcio Exprés, es la ruptura legal del matrimonio sin perjuicio para las partes. Es un procedimiento jurídico que permite dar buen término a la relación conyugal.

Esto, independientemente de que existan hijos menores de edad, el matrimonio se haya consentido bajo la figura de sociedad conyugal, separación de bienes o participación de gananciales.

El divorcio de común acuerdo permite a las dos personas recuperar la condición de soltería, para todo efecto legal, una vez haya sido aprobado el Acuerdo Completo y Suficiente, por el Juez de Familia.

Cabe señalar que, para llevar a cabo este proceso, es necesaria la asesoría y representación legal de un abogado para cada una de las partes.

Los hijos menores y el divorcio de común acuerdo

Sí, hay hijos menores de edad, el divorcio de común acuerdo debe contemplar las mejores condiciones de vida para ellos. Es necesario que quede claro en el Acuerdo Completo y Suficiente, con quién vivirán los hijos, dónde será su residencia y las condiciones de esta.

También lo referente a su formación integral y cómo será su relación con el padre que no vivirá bajo su mismo techo (régimen de visitas y demás). Asimismo, el aspecto económico y demás bienes materiales. Es importante que todo respecto a la responsabilidad con los hijos debe contemplarse claramente.

El divorcio de común acuerdo y los bienes

En el caso de que se haya contraído matrimonio por Separación de bienes, al momento del divorcio cada cónyuge se quedará con la totalidad de sus bienes.

De contrario, en el caso de Sociedad conyugal, es necesario que los bienes sean valuados, totalizados y repartidos de manera equitativa entre ambos cónyuges. Salvo que estos acuerden una repartición diferente y satisfactoria de los mismos. Hay que resaltar que todo ello deberá ir incluido en el Acuerdo Completo y Suficiente.

Por otra parte, si el matrimonio se contrajo bajo acuerdo de Participación en los gananciales, el cónyuge que más bienes tenga al momento de la disolución matrimonial deberá compensar con parte de sus bienes al otro, a fin de que ambos queden en igualdad de condición patrimonial.

Etapas del divorcio de común acuerdo

Debes tener presente que el divorcio de común acuerdo se lleva a cabo en tres etapas, indispensables. Las cuales veremos a continuación:

Primera etapa: Cese de convivencia

Consiste en la separación de los cónyuges por un periodo no menor de un año. Este periodo debe ser comprobable legalmente, por lo cual deben firmar y registrar debidamente el Acta de Cese de Convivencia.

Para tal efecto, en la actualidad existen dos maneras de hacerlo. Esto en relación directa con el año en que se realizó el matrimonio, debido a la entrada en vigencia en el año 2004 de la Ley 19.947, Ley de Matrimonio Civil.

Si la unión matrimonial se llevó a efecto antes del 17 de noviembre del año 2004, la pareja podrá acreditar su cese de convivencia mediante diferentes pruebas. Entre ellas se encuentran el testimonio de testigos, contratos de arrendamiento y facturas de pago de servicios.

Si, por el contrario, el matrimonio se efectuó luego de la entrada en vigencia de dicha Ley, la pareja deberá acreditar el cese de convivencia mediante el Acta de Cese de Convivencia. A partir de su firma y registro se empezará a contar el año de separación legal exigido por la ley.

Segunda etapa: Acuerdo Completo y Suficiente

Culminado el año de separación, la pareja deberá establecer y firmar el Acuerdo Completo y Suficiente. Documento donde deben aparecer todos los aspectos y condiciones de la separación y sin perjuicio de ninguna de las partes. Incluido lo referente a los hijos menores de edad.

Tercera etapa: Presentación de la demanda y dictamen del Juzgado de Familia

Consiste en la presentación de la demanda de divorcio ante el Juzgado de Familia y a partir de allí la asignación de la audiencia. En esta etapa, los abogados presentarán los argumentos y pruebas acompañados del Acta de Cese de Convivencia y el documento del Acuerdo Completo y Suficiente.

Una vez analizados y verificado por el Juez de Familia que todo está correcto, éste dictamina la sentencia de divorcio para dar por terminada de manera definitiva la unión matrimonial.

Es usual que este proceso en la actualidad no tome más de 30 días, quizás un poco menos. Sin embargo, puede haber circunstancias que extiendan dicho plazo, solo por algunos días.

Asesoría legal para el mejor acuerdo de las partes

El proceso de divorcio de común acuerdo es el modo más fácil y rápido de terminar con la unión matrimonial. Si optas por este tipo de divorcio, busca siempre asesoría legal para conseguir los mejores términos y sin perjuicio de ninguna de las partes.

En Becker Abogados te brindamos la asesoría legal para el proceso de divorcio. Nuestros abogados consistentes de lo delicado de la situación te acompañan en todos los pasos del proceso con seriedad y responsabilidad. No dudes en contactarnos.

Envíanos Tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×