El leasing en Chile es una figura financiera. La misma otorga a través de una empresa de leasing o arrendadora, el derecho de uso de un bien o servicio por un tiempo determinado a un arrendatario. Esta paga a cambio una renta periódica acordada y con la opción de compra de dicho bien al término del contrato.

¿Cómo se define el leasing?

En su definición más simple entendemos el leasing como: un instrumento de financiación para la adquisición de activos. El mismo está regulado por un contrato de arrendamiento financiero en el que el arrendatario tiene la primera opción de compra del bien arrendado.

Su funcionamiento se basa generalmente en la adquisición de un bien mueble o inmueble por parte de la empresa financiera dedicada a este servicio de leasing. Esta empresa luego mediante un contrato lo da en arrendamiento con opción a compra a cambio de una renta mensual o periódica.

Una de las características principales del contrato de leasing en Chile es que, una vez terminado el plazo establecido en el mismo, si el arrendatario quisiera adquirir de forma definitiva la propiedad del bien otorgado en leasing, tendrá la primera opción de compra. De lo contrario podrá renovar el contrato de leasing o devolver el bien objeto del contrato.

¿Cuáles son las modalidades de leasing?

Existen varias modalidades de leasing diferentes entre las más comunes y que destacan por su utilidad y beneficio que prestan están:

  • Leasing operativo, es aquel donde la empresa fabricante, distribuidora o dueña del bien se encarga directamente de colocar en leasing el bien o propiedad.
  • Leasing financiero, esta modalidad se caracteriza por contar con la intervención de un intermediario (banco o empresa de leasing). Este se encarga de adquirir un bien mueble o inmueble, con el objeto de darlo en arrendamiento por un tiempo determinado con opción a compra.
  • Leasing inmobiliario: en el que como su nombre lo indica, el bien lo constituyen, bienes inmuebles. Ya sean terrenos, locales comerciales, viviendas o estructuras industriales.
  • Leasing mobiliario: que se establece sobre propiedades o bienes muebles. En este sector podemos encontrar herramientas, vehículos, mobiliarios o equipos.

El contrato de leasing en Chile

El leasing es una de las modalidades más utilizadas para la adquisición de activos por parte de las empresas y principalmente las Pymes. Sin embargo, el contrato de leasing en Chile, no tiene una legislación propia. El mismo se ve reglamentado por las normas generales que regulan la modalidad de arrendamiento en nuestro código civil vigente.

Sin embargo, la Ley 19.281 conocida como de leasing habitacional, promulgada el 15 de diciembre de 1993 y modificada el 09 de enero 2014 establece las normas a cumplir para el arrendamiento de vivienda con opción de compra-venta en Chile.

También la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) recoge las normas que regulan este tipo de operaciones financieras. Estas están contenidas en su informe de la Recopilación Actualizada de Normas de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) sobre «Operaciones de Leasing», en su capítulo 8-37.

Por otro lado, la Asociación Chilena de Leasing (ACHEL), asociación con más de 30 años de experiencia en el mercado nacional de leasing, agrupa y estandariza la prestación de este servicio financiero prestado por bancos y empresas dedicadas a este fin. 

De esta manera la industria del leasing va creciendo cada día y ganando terreno en la economía chilena. Es una importante opción de fácil acceso para la adquisición de bienes (muebles o inmuebles) en un tipo de compra programada por parte de Pymes y personas naturales, que de otra forma les sería imposible adquirir.

Características del contrato de leasing en Chile

Todo contrato de arrendamiento en Chile o fuera de él, tiene sus propias características. Las mismas se dan en función del fin para el cual se realiza, o lo que se pretende reglamentar o normatizar.

Una característica importante que debe incluir el contrato de arrendamiento financiero o contrato de leasing en Chile, es que además de la identificación de las partes, la descripción del bien otorgado en leasing. Además de la duración del contrato en cuestión.

Se debe reflejar la forma y el monto de la cuota de renta que se debe pagar por el arrendamiento. En este monto se debe diferenciar la cuota parte correspondiente a la recuperación del capital de inversión en la adquisición del bien por parte de la empresa de leasing y lo correspondiente a los intereses exigidos. 

Otra característica importante de este tipo de contratos es que desde un punto de vista jurídico se clasifican como contratos de alquiler. Sin embargo, desde un punto de vista financiero se pueden entender como contratos de compra-venta programada. Debido a que su objetivo final es la adquisición de un bien. De esta forma brinda al arrendatario un beneficio adicional al poder reflejar en sus estados financieros como parte de sus activos.

Becker Abogados te asesora y orienta en los trámites relacionados con los contratos de leasing de manera de obtener una negociación justa para ambas partes. Consulta a nuestros abogados ante cualquier duda que puedas tener.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2021 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×