Incrementar tus ingresos, trabajar en lo que te apasiona, poder disfrutar de más tiempo libre son algunas de las razones que motivan un emprendimiento.

La mayoría de las personas consideran que, teniendo su propio emprendimiento, su vida será más fácil y agradable. Y no están equivocados.

En tal sentido, hoy día en Chile existe un gran número de oportunidades de emprendimiento. Solo es cuestión de que te decidas y emprendas tu propio negocio.

¿Qué es emprender?

Emprender es iniciar una obra, acción o camino con una meta u objetivo definido que conlleva cierta dificultad o peligro. Por tanto, al iniciar un negocio estás emprendiendo.

Emprender es, si se quiere una aventura, que debe planificarse muy bien, pero sin rigidez para poder cambiar lo necesario, redireccionar. En caso de que las circunstancias inesperadas así lo exijan. Esto con el propósito de poder avanzar, crecer y cosechar los logros y beneficios deseados.

Hoy día, emprender en Chile es iniciar un negocio que a pesar de las típicas dificultades de cualquier negocio que inicia, tiene la ventaja del excelente campo de acción comercial que posee el país.

Ello debido a su posición geográfica y políticas económicas que hacen de Chile un estupendo lugar para invertir, para emprender y desarrollarse con éxito.

Las ventajas de emprender en Chile

Sin duda el emprendimiento es una alternativa para crecer económicamente. Sea cual sea tu motivación, emprender de la manera correcta, con todas las de la Ley trae sus ventajas:

  • Te permite resolver tu problema de desempleo, en caso de que lo tengas. Inclusive el de otras personas, al darles empleo. Esto mientras haces lo que realmente te gusta.
  • Obtienes independencia económica: Bien sea porque será tu única fuente de ingresos o porque lo ganado en tu negocio va a incrementar lo que obtienes por tu empleo (en el caso de que conserves tu empleo).                                             Al comienzo es muy probable que los gastos superen las deseadas ganancias. Pero en la medida que el negocio crezca podrás disfrutar del fruto económico de tu esfuerzo.
  • Tienes libertad de acción: Aunque tener tu propio negocio exige mucha atención de tu parte, puedes establecer tu propio horario. También la manera como se harán las cosas, es decir tus métodos y normas.
  • Puedes ofrecer tus productos o servicios con la calidad que deseas y destacar por ser uno de los mejores o tal vez el mejor: Con lo que garantizaras la fidelidad de tus clientes. Y por supuesto tu satisfacción personal.
  • Adquieres el derecho a participar en programas de créditos especiales para emprendedores y de beneficio tributarios: Así como beneficiarte de programas de formación, certificación, fomento… que ofrecen entidades públicas y privadas. Con lo que podrás apalancar tu negocio y hacerlo crecer.

¿Cómo emprender tu negocio en Chile?

Existen muchas maneras de emprender, pero al final el proceso se resume en pasos comunes y básicos para lograr la meta planteada. Veamos cuales son:

  1. Conocer las condiciones del mercado: Es necesario conocer el contexto del mercado en que deseas emprender tu negocio. Estudiar la competencia, los posibles clientes y los clientes potenciales.
  1. Estudiar si los productos o servicios que deseas ofrecer son atractivos para el público que visualizas como futuros clientes. Proyectar cuál es su posible demanda.
  1. Conocer bien todos los elementos teóricos (procesos, marketing…) y de equipamiento que se requieren para que tus producto o servicio sea de calidad y se dé a conocer. De no ser así, es importante que te asesores con expertos para que tengas una idea clara de todo lo que necesitaras.
  1. Definir si emprenderás como persona natural o jurídica. Así como el tipo de empresa o forma jurídica de misma (Empresario individual, Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad por Acciones (SpA) …). Y las obligaciones legales que la forma jurídica elegida conlleva.
  1. Disponer del capital necesario para cubrir tanto los gastos materiales (local, mobiliario, aparatos…) como los gastos del equipo Humano. Asimismo, los gastos de marketing y por supuesto los de gestión empresarial.                       De no disponer del capital necesario, siempre tienes la opción de asociarte o encontrar financiamiento. Y es aquí donde vuelve a ser recomendable, buscar asesoría de expertos que puedan guiarte en el proceso de crear un negocio sostenible.
  1. Registrar el negocio debidamente y obtener el Rol Único Tributario (RUT).
  1. Planificar los tiempos, fecha de inicio, evento de inicio, entre otros. Estas últimas actividades que llamen la atención del público a quién beneficiara tu producto o servicio. Con lo cual te darás a conocer y empezaras a fomentar la fidelización del cliente.
  1. Dar aviso de inicio de actividades al Sistema de Impuestos Internos (SII) en un plazo no mayor a los dos meses, a partir de la fecha de inicio de actividades.

Poner en marcha tu emprendimiento

Poner en marcha tu emprendimiento es una ardua tarea fundamentada en los principios más altos (responsabilidad, organización…) y que con tu dedicación y esfuerzo te dará los frutos deseados. Sin embargo, habrá momentos en que será necesario tener la disposición y buscar el apoyo o asesoría de profesionales expertos que te guíen en el proceso.

Envíanos Tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×