El gobierno corporativo es uno de los términos más utilizados en la actualidad en la gestión empresarial y del que habrás oído hablar en algún momento. Pero, ¿sabe exactamente qué es el gobierno corporativo y cómo sus conceptos y mejores prácticas pueden ser útiles en tu empresa?

A lo largo de este contenido, te explicaremos en qué consiste el concepto en sí, su importancia y los beneficios que te presta.

¿Qué es el gobierno corporativo?

Es un sistema mediante el cual se gestionan, supervisan y fomentan las empresas, de forma que se involucran órganos de inspección y control, las relaciones entre todos los socios, el consejo de administración y el consejo ejecutivo, además, por supuesto, con el resto de interesados.

El desafío de esta nueva forma de gestión es incrementar y mejorar el desempeño financiero de la empresa. Pero, también mejorar y enfatizar la importancia de los intereses y opiniones de los grupos de interés.

¿Por qué aplicar un gobierno corporativo?

Esta práctica ha ganado mucha relevancia, ya que sirve como una forma de garantizar a inversionistas, socios y otras partes una buena gestión, transparencia y eficiencia en las estrategias de gestión empresarial.

Una gobernanza corporativa bien aplicada garantiza que se sigan los principios de gestión, con especial atención al desarrollo económico y ético de la empresa. Para esto, sin embargo, debe haber alineación en todas las acciones.

Más que registrar, controlar y analizar las políticas internas, la gobernanza propone un modelo de consolidación para la seguridad de todos los involucrados. 

¿Cuál es el propósito del gobierno corporativo en la práctica?

En toda empresa, la toma de decisiones debe realizarse con el fin de apuntar al mejor desempeño posible a corto, mediano y largo plazo.

Todas las decisiones deben tomarse de una manera que piense en el mejor impacto en el futuro de la organización.

El gobierno corporativo es importante porque se presenta como un conjunto de reglas y mejores prácticas para guiar las decisiones. Aparte de eso, también funciona como una responsabilidad directa a los accionistas y otras partes interesadas.

Esta política garantiza que los intereses de los administradores sean los mismos que los de los propietarios de la empresa. La gobernanza garantiza que las estrategias y los procesos se sigan correctamente.

Este sistema no sirve para crear más burocracia y vincular los procesos de administración de la organización, sino para mejorarlos continuamente de manera que sean cada vez más claros e imparciales.

El impacto de este modelo se puede resumir así: cuanto más alto sea el índice de gobierno corporativo, más sólida se inclinará a ser la empresa. 

¿Por dónde empezar a aplicar el gobierno corporativo en mi empresa?

Un error muy común en las empresas que están comenzando a adoptar el gobierno corporativo es intentar implementar todos los conceptos y mejores prácticas a la vez.

La sugerencia es comenzar de manera simple, paso a paso, comenzando por los puntos que generarán mayor impacto y trabajando en la mejora continua de los procesos de gobernanza.

El secreto radica en un cambio total de mentalidad. Debes empezar a pensar en crear una cultura de gobierno corporativo para tu empresa y no solo en implementar un nuevo método de gestión.

 Y para ello es necesario, en primer lugar, saber qué valores son imprescindibles mantener en este contexto. En este sentido, tres sencillos consejos para empezar son:

Establece una jerarquía clara

Todas las personas de la empresa deben saber claramente a quién responder. Si un empleado realiza más de un tipo de función en diferentes equipos, al recibir demandas de diferentes lados, la capacidad del empleado para cumplir puede verse comprometida.

Debe quedar claro quién es su liderazgo directo, a quién debe reportar, para que pueda alinear sus actividades y establecer prioridades.

Realice reuniones de seguimiento del proyecto y lleve registros

Otra medida imprescindible para fomentar el gobierno corporativo en tu empresa es la realización de reuniones periódicas entre equipos, entre socios y entre el Consejo de Administración, cuando se forma uno. 

En todas estas reuniones periódicas se debe realizar el seguimiento de los proyectos, la emisión de nuevas directrices de la empresa y la elaboración de planes de acción en cuanto a metas e indicadores. Esta es una forma de mantener un control administrativo más eficiente de la empresa y monitorear su progreso

Forma una Junta Asesora

El Consejo Asesor facilita el intercambio de experiencias y sugerencias para la gestión de tu empresa. Este reúne a profesionales con mayor trayectoria y perfiles diferentes, que ya han pasado por retos similares a los que afronta actualmente la empresa.

Al hablar periódicamente con la dirección de la empresa, que debería poner sobre la mesa sus mayores dificultades de crecimiento, el Consejo Asesor puede orientar la toma de decisiones.

La gestión empresarial y el buen gobierno en empresas cada vez más globales

La situación actual exige de las empresas procesos cada vez más ágiles y transparentes. Y es que la reputación de una empresa define su lugar en el mercado y la hace más competitiva.

La promoción de buenas prácticas de gobierno corporativo es sin duda uno de los pilares del éxito y crecimiento sostenible del negocio.

En Becker Abogados asesoramos a tu empresa para la implementación eficaz de un gobierno corporativo, para que logres el desafío de cualquier empresa: avanzar e identificar las mejores oportunidades para seguir creciendo, aun en los escenarios más difíciles.

Envíanos tu Consulta

    © 2015 - 2022 Becker Abogados

    logo-footer

           

    ×